Además de cuidar tu salud y mimarte, estos 3 ingredientes te ayudarán también a cuidar tu bolsillo. ¿Cuán genial es esto? Nuestro cuerpo se alimenta también a través de los millones de poros que tenemos en todo el cuerpo. ¿Qué tal si le damos un descanso cada tanto, con comida limpia y nutritiva?

Alguien dijo una vez: no te pongas en el cuerpo nada que no puedas comértelo.

 

1. Aceite de coco u oliva

aceite en pelo

Además de ser excelentes en la cocina, gracias a sus increíbles propiedades, estos aceites son alucinantes para humectar la piel e hidratar el cabello. Unas gotitas para el contorno de ojos, labios, codos o rodillas; un rico masaje en los pies o en las manos, o sobre las puntas del pelo antes de ir a dormir. Agregando un poco de azúcar logras un excelente exfoliante corporal; y para retirar el maquillaje… ¡genial! Asegúrate que sea un aceite prensado en frío o crudo en lo posible.

 

2. Vinagre de manzana

vinagre vaporizador

Además de dar el toque dulzón-ácido a las comidas y desinfectar mesadas, usando esporádicamente puede ser de gran ayuda. Diluye en agua (1 parte vinagre 5 de agua) y colócalo en una botellita vaporizadora; ya tienes un nuevo chapulín vinagrado a quien llamar cuando necesites que alguien venga a defenderte. Lindo enjuague después del champú para controlar caspa, dar brillo y limpiar residuos;. Acné, poros abiertos, piel grasa 1 o 2 veces por semana en zonas afectadas. Buen limpiador facial y bucal con propiedades antibacterianas. Luego de usarlo, enjuaga con abundante agua. Clickea aquí para extender la info en el sitio de Guapa Natural.

3. Bicarbonato

bicarbonato agua

Seguro muchos saben de lo eficiente que es para la acidez estomacal usando moderadamente y limpiando verduras y frutas. Recomiendan como enjuague bucal, diluyendo 1/2 cdita. en un vaso de agua. Un poquito de polvo como desodorante para eliminar olores y manchas de acumulación de productos químicos. Y para mantener los pies suaves y saludables, sumergirlos en un recipiente con 3 Cdas. de bicarbonato. ¡Y la lista parece infinita! Comparto otro link aquí, donde puedes ver todavía más sobre sus usos y beneficios.


Suficientes motivos para separar un poquito de estos ingredientes y regalarles un espacio en la mesada de tu baño, ¿verdad?

Es cuestión de investigar y probar de a poquito; y confiar en el maestro sabio que llevas dentro. Ya está comprobada la frase que el padre de la medicina dijo en el siglo 5 a.c “Que tu alimento sea tu medicina, y tu medicina tu alimento”. Controla siempre lo que compras, y elige aquel producto que tenga menos ingredientes.

Menos es más.