Más allá de ser una tendencia mundial, ser más ecológico es algo que te hace sentir en paz contigo mismo. Saber que al modificar ciertas prácticas podemos contribuir a mejorar el medioambiente y sumar nuestro granito evitando la contaminación, deforestación, uso indiscriminado de recursos, y sobre todo aprendemos a ser terrícolas más conscientes.

🙂

¡Y hey! Además estamos cuidando el bolsillo. ¿Qué genial es eso?

1. Ahorrar energía = Ahorrar dinero

desenchufar

Recuerda desenchufar los cables de los aparatos eléctricos, apagar las luces y el termostato (termocalefón) cuando no los uses son buenas prácticas que se convierten fácilmente en hábitos. El siguiente nivel sería usar el lavarropas con agua fría, secar tus ropas al sol. Cambiar los focos por aquellos de bajo consumo. Esto es sólo en tu casa. ¿Qué hay cuando salimos? ¿Qué mas podríamos hacer?

2.  Ahorrar agua = Ahorrar dinero

ducha-rapida

Tomar duchas cortas, cerrar la canilla (grifo) cuando nos cepillamos. Lavar las frutas y verduras sumergiéndolos en recipientes llenos de agua (y bicarbonato para limpiar). Lavar los cubiertos reduciendo el uso de detergente por uno que se retire más rápido (yo uso jabón de coco). ¿Y sabías que al adoptar una dieta vegetariana al menos 1 o 2 veces a la semana estás ayudando a reducir aún más la contaminación de agua?. Clickea aquí para ver de qué hablamos.

3. Menos gasolina = Ahorrar dinero

tomar-bus

Existen maneras de reducir el uso de automóviles ya sea utilizando medios de transporte urbano, caminando o en bicicleta. También sería interesante hablar con algún amigo de la zona y hacer un “colectivo” privado y pagar juntos el combustible, o “un día nos vamos contigo, un día conmigo”. Otra interesante es aprovechar internet y hacer reuniones on-line por ejemplo. Comprar productos locales también hace que reduzcamos (de manera indirecta) el combustible utilizado en los laaargos viajes para traer tal vez un jugo de aloe o agua de coco. El Slow Food habla bastante al respecto y es muy interesante.

4. Comer inteligente = Ahorrar dinero

fiomigliore - canasta de frutas y verduras organicas

Consumir alimentos locales y de temporada es tan genial para el medioambiente como para tu bolsillo, ya que éstos tienden a ser más económicos. Ojo con aquellos productos que son demasiaaado baratos. Si fueron crecidos abundantes químicos a la larga podrían enfermarte y tendrás que gastar en medicamentos para sanar. Suena extremista pero es ya una realidad. Solía escuchar de chica “lo barato sale caro” y creo se aplica en este caso. Aprender a cocinar es oootra manera de ahorrar dinero. Se acabaron las excusas con las recetas fáciles, deliciosas y saludables que hay en internet hoy día 🙂

5. Botellita propia de agua = Ahorrar dinero

botella-propia-de-agua

Salir de casa con una botella reciclada/no-descartable es una manera excelente de ahorrar, ser ecológico y asegurar la procedencia del agua y que ella no fue expuesta al sol y almacenada por meses. Cada vez se vuelve más cool andar con una botellita o termito fashion por ahí. ¿Sabías que las descartables tardan 1.000 años aprox. en degradarse? ¡Aprovecha la onda verde y ahorra dinero! Suma el dinero que ahorras en un mes, en un año. ¿Sales con tu botellita mañana?

 

A medida que vayamos avanzando con la tecnología y la vida, más métodos de ser ecológico vamos a encontrar. Al final, si nos reconocemos como hermanos habitantes de una misma casa, los intereses dejan de ser egoístas pensando sólo en “mi bolsillo” y vemos la manera de sacrificar caprichos por el bien común. Todos tenemos una consciencia individual y sabemos cuánto más podemos dar. Y qué linda sorpresa saber, y sentir en carne propia, que cuanto más damos más recibimos. ¿Me explico?

 

Inspirado en un artículo de World Watch. Sitio muy interesante que comparte Tips ecológicos con el mundo de habla inglesa.