Los Jugos Verdes (Batidos) se convirtieron en moda por algo; son sumamente efectivos y dan resultados saludables inmediatos. Fáciles, ricos. Desubicadamente nutritivos. Con este artículo aprenderás la fórmula mágica para que te sepan deliciosos.

Infinitas combinaciones que ser reducen a una fórmula:

frutas + hojas verdes + líquido en caso de necesitar.

Ingredientes

2 tazas de fruta

1 taza de hojas verdes

1/2 a 1 taza de agua

4 cubos de hielo


1. Elige una fruta

bananas en bowl

Para comenzar armar un rico jugo verde comienzo por elegir la fruta (bien madura). Generalmente sigo la temporada y/o veo alguna que me encante. Las más comunes serían banana, piña (ananá), naranja (el jugo exprimido), manzana, entre otras. Las elijo según la la necesidad calórica que tenga (a mayor actividad física, mayor consumo de calorías) o también elijo según sus grupos: cítricos en la mañana, frutas dulces por tarde y más neutras entrada la noche.

Para arrancar lava, pela y corta 2 tazas de la fruta que hayas elegido (o jugo que hayas elegido).

 

2. Elige una hoja verde

espinaca

La variedad de hojas verdes es casi tan amplia como la de las frutas, pero para aprender, vayamos por las más conocidas y ya cuando nos volvamos más expertos en la materia jugaremos con combinaciones más atrevidas. Las hojas más comunes para arrancar son espinaca, acelga (todas sus variedades), kobe (couve o kale), rúcula, perejil, entre otras. Elige 1 taza de 1 variedad y ve variando todos los días. Investiga más acerca de otras variedades comestibles y ve probando poco a poco.

Tip Eco y nutritivo: cuando compres remolacha, zanahoria, nabo, rabanito, pide que te den con sus hojas incluidas: son excelentes para los jugos verdes 🙂 . Busca en tu jardín plantas consideradas “malezas” como la verdolaga. Es un tesoro escondido!.

3. Agrega agua y licua

Coloca en la licuadora las 2 tazas de frutas, luego 1 taza de hojas verdes. Agrega el agua necesaria para licuar y el hielo, haciendo atención en no agregar más de lo necesario ya que puede resultar “aguado“. Si eliges jugo de fruta como base, no necesitas agregarle agua. La dulzura dependerá de cuán madura y dulce esté la fruta, y de la cantidad de agua.

Tips creativos: Si quieres hacer un jugo con poca fruta o limón por ejemplo, puedes usar endulzantes más saludables como la stevia (ka’a he’e en Paraguay), miel de caña, entre otras. Licúa hasta que el color verde radiante quede homogéneo.

Cuantas más hojas verdes logres incluir a tu día, más beneficios vas a sentir. Ya sea en jugos, sopas, ensaladas o como puedas!. Tu paladar se acostumbrará e irá adorando cada vez a las hojas verdes. Ya vengo tomando JV por varios años y puedo sentir la energía y salud óptima cuando consumo mucha cantidad de hojas verdes.

Es más fácil de lo que imaginas. Ya tienes un aliado que si lo conviertes en un hábito, tu salud dará un giro interesante. Organiza tu vida y tu heladera, y date una oportunidad de sentirte cada vez más radiante.

#UnDíaAlaVez

 

Bibliografía: La Revolución Verde, Victoria Boutenko. Green Smoothie Habit, Jane Haddad. Alimentación Depurativa, Néstor Palmetti. Vida en tu comida. Loving Life. Universo de Cris.